Descargar | Imprimir

Dándole sentido al ser humano

Fundamentos
Todos los seres humanos tienen un potencial único y extraordinario
Los seres humanos tienen la capacidad de entender cómo funciona la vida
Tienen la capacidad de despertar a la realidad espiritual
Tienen la capacidad de darle un sentido a su existencia.

Somos seres humanos, lo que significa que podemos experimentar el espíritu
Vemos que el espíritu es el fundamento lógico de la vida
Sin embargo, lo que podemos decir sobre el espíritu es limitado
Para entender el espíritu debemos reubicarnos dentro de su orden
Enraizarnos en la tierra del espíritu
Profundizar en sus principios
Ser conscientes constantemente del espíritu
De esta forma, la realidad espiritual es muy sencilla.

Vislumbramos la realidad espiritual a través de quienes la encarnan
Los visionarios se presentan ante nosotros como ejemplos
Llamémosles profetas, sabios, santos o visionarios: ellos ven la vida con claridad
Con objetividad
Tal como es la vida
Ellos ven cuánto sufrimiento hay en el mundo
En su misericordia por los demás, comparten su visión
Ellos enseñan y nosotros podemos aprender.

Como individuos, redunda en nuestro beneficio, aprender del profeta.
Ningún visionario verdadero desea que le adoren
Nosotros los adoramos, pero ese no es su objetivo
Con nuestra limitada comprensión, institucionalizamos sus enseñanzas
Rendimos culto tal y como se nos dice, junto a amigos, familia y comunidad
Incluimos y excluimos en función de lo que es ‘mío’ y ‘tuyo’
Separamos a unas personas de otras
Compartimentamos nuestra raza humana en distintas religiones
Reducimos la verdad de los profetas, que es única y lo abarca todo, a verdades parciales
¿No es la verdad igual para todos? ¿No es la religión verdadera igual para todos?
Nos preguntamos, por tanto, ¿qué es la verdadera adoración?

Para liberarnos de una visión limitada
Maduramos: trabajamos, para ampliar nuestros horizontes
Para ver más allá de nuestros problemas del aquí y el ahora
No podemos cambiar la forma en que funciona el mundo
No podemos convertir la tierra en el cielo
Lo bueno y lo malo, la felicidad y el dolor, el negro y el blanco
Son la urdimbre y la trama de la creación
La tensión entre los opuestos impulsa la lanzadera de la creación
Y su dinámica va tejiendo el diseño de la vida
No podemos cambiar el telar de la vida
Pero podemos llegar a entender cómo funciona
Podemos aprender a tejer nuestra vida según su lógica
Y tejer la tela de modo que nos beneficie a largo plazo.

El propósito del visionario es el de ayudarnos a entender la unicidad de la vida
A servir de entendimiento claro
A vivir de acuerdo con los principios más profundos de la vida
A practicar el amor y la adoración verdadera
A ser alegres y despreocupados
A vivir como una familia humana que nace de una realidad divina
Una creación, un amor, una gracia
Liberados del sufrimiento.

Para lograr la dicha que tan profundamente anhela nuestro corazón
Aprendemos que las aguas quietas tienen gran profundidad
Para aprender acerca de la realidad espiritual, aprendemos a transformarnos a nosotros mismos
A renacer en espíritu
A reconocer que yo soy Dios
Aprendemos a estar quietos
‘Estad quietos, y conoced que yo soy Dios’, dice la Biblia.

¿Qué es la realidad espiritual? Un poder. Un origen. Una causa.
“En el principio era el Verbo
Y el Verbo era con Dios
Y el Verbo era Dios
Este era en el principio con Dios
Todas las cosas por él fueron hechas
Y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho
En él estaba la vida,
Y la vida era la luz de los hombres”, nos explica San Juan en la Biblia.
“El Tao engendra al uno,
El uno engendra al dos
El dos engendra al tres
El tres engendra a los diez mil seres
Los diez mil seres llevan el yin en sus espaldas y el yang en sus frentes,
Y la armonía de su chi depende del equilibrio entre estas dos fuerzas”,
enseña Lao Tzu a través del libro Tao te ching
Una verdad sagrada de la que proviene todo
y de la que todo es parte
Este es nuestro objetivo.

Para experimentar la Verdad elevamos nuestra conciencia
Para comprender el todo alzamos nuestros corazones
Si buscamos en la parte material del mundo que nos rodea
No podremos conocer la verdad espiritual
A través del ascetismo o de la inteligencia, no podemos conocer el espíritu
La mente: instrumento del intelecto, laboratorio de las realidades físicas, no puede
demostrar el experimento espiritual
El espíritu es distinto
El espíritu reside más allá de las limitaciones del tiempo y espacio
El espíritu se conoce cuando experimentamos nuestra propia naturaleza espiritual.

Para conocer el espíritu nos comprometemos a un experimento de por vida
Para despertar el potencial latente de la conciencia humana
Activamos nuestras facultades espirituales humanas
Para experimentar el poder de nuestra alma, la esencia de la vida
Como todo lo demás en la creación, procedemos de esa única, energía vital
Llamémosla Dios, el Creador, el Verbo, el sonido: todos son UNO
La vida es el poder del alma
Si el alma nos abandona, morimos
Los seres humanos, sin embargo, son especiales
Los seres humanos pueden aprender a morir mientras viven
Los seres humanos pueden concentrarse y transmutar su conciencia
Transmutar la conciencia en alma, como el agua en vapor
Para liberar nuestra conciencia
Conscientemente,
De las limitaciones materiales de la mente y del cuerpo.

Las frecuencias del alma resuenan en toda la creación
Las frecuencias del alma son la vida misma
Este es el fundamento del ser
El poder creativo
El Creador
Transmutado en los descendientes divinos de la creación
Recobramos nuestra identidad primordial
Oímos las armonías del alma en nuestro interior
Vemos su resplandor y su luz en nuestro interior
Ningún otro ser tiene esta oportunidad
Los seres humanos pueden conocer lo que son.

‘Conócete a ti mismo’, enseñó Sócrates
‘Quien se conoce a sí mismo conoce a su Señor’ dijo Ibn Arabi
Y el visionario nos muestra cómo hacerlo.

Mira en tu interior
Todos formamos parte de un orden divino
Hemos brotados todos de ese UNO
No hay nada arbitrario o caótico
No hay nada fuera de lugar
Nuestro problema es que no vemos con claridad
No vemos el orden más profundo de la vida
Que hay una conclusión lógica para todo
Lo que se siembra se cosecha
Cada efecto tiene su causa
La vida obra según sus propias leyes inequívocas.

Los seres humanos pueden obrar de acuerdo con ese orden profundo de la creación
Los seres humanos pueden escoger en qué concentrarse
Si miramos hacia el norte, vemos el norte; si miramos hacia el sur, vemos el sur
Si sembramos guindillas en nuestro jardín, cosecharemos guindillas amargas
Si sembramos jazmines, disfrutaremos de la fragancia del jazmín
Cielo o infierno, la decisión, de nosotros depende
Así es como funciona la creación.

El discernimiento espiritual distingue a los humanos de los animales
Todas las demás criaturas reaccionan
Todas están sujetas a las limitaciones del nacimiento
La evolución también forma parte de la ley
Solo los humanos están exentos
Los humanos pueden trabajar con su propia conciencia
Los humanos pueden tomar la decisión de no reaccionar
Pueden desvincularse de su ADN
Pueden elevarse por encima de las tendencias animales
Pueden evitar la impermanencia
Pueden encarar la vida inmortal
Los humanos pueden elegir mirar hacia Dios
Los humanos pueden experimentar la totalidad.

Como seres humanos, nuestra conciencia es especial
El visionario nos abre los ojos a su valor excepcional
No te dirijas a lo impermanente
No te apegues a lo que perece
Busca lo permanente; conoce el ser
Escoge tu objetivo
Escoge tu objetivo cada día.

El camino espiritual alinea a los viajeros de la vida con Dios
Nos conduce hacia nuestra morada
Nos conduce hacia quienes somos y lo que somos
Conocer todo aquello que es bueno es nuestro objetivo
Retornar a nuestra morada es nuestro deber primordial
El regreso a nuestro hogar, esa es nuestra práctica de la verdadera adoración.

Despierta
Reflexiona sobre la vida y moldea tu vida
Viaja por el sendero y vive el sendero
Mantén la compañía de la Verdad
Reflexiona sobre la Verdad
Piensa con claridad y actúa con decisión
Para practicar el Verbo, mira en tu interior
Venera la Verdad
Escucha el Verbo, la esencia de la vida, la vida misma
Escucha diariamente
Eres un embajador del Ser supremo
Sé fiel a quién eres y a lo que eres.