Descargar | Imprimir

Camino a la Realización De Dios de Radha Soami

(Traducción de The Times of India, Enero 2001) – El retoño de Radha Soami Satsang fue sembrado en el Punyab por Baba Jaimal Singh. Llegó allí en 1891 y eligió un lugar remoto y solitario en la orilla oeste del río Beas, para compartir las enseñanzas de Sant Mat y los principios del “Surat Shabad Yoga” o “Sahaj Yoga” con la humanidad afligida.

Cuando Baba Jaimal Singh partió de este mundo tras cumplir con el peregrinaje de su vida, su manto recayó sobre Hazur Maharaj Sawan Singh, comúnmente conocido como “El Sabio de Beas”.

Tras jubilarse del Servicio de Ingeniería Militar en 1911 a la edad de 53, se estableció en Dera Baba Jaimal Singh, Beas (nombrado en sagrado recuerdo del gran sabio), y se dedicó a cumplir con la misión de regeneración espiritual que le fue encomendada por su Maestro. Impartió y difundió el mensaje de Sant Mat durante el resto de su vida, e inició a 126.000 personas con su estilo sencillo y lúcido.

Radha significa Alma y Soami significa el Señor. Por tanto, Radha Soami literalmente significa “Señor del Alma” o Ser Supremo.

Las enseñanzas de Radha Soami exponen con un lenguaje sencillo la inmemorial filosofía de Sant Mat o las enseñanzas de los Santos en el tiempo. Es un método sistemático de realización de Dios y una escuela de formación práctica en vivir correctamente.

El Alma debe encarnarse tomando un cuerpo humano por que la realización de Dios solo es posible en esta forma. Para realizar a Dios el hombre debe realizarse a sí mismo. El ciclo interminable de nacimientos y muertes es debido a la carga karmica y uno no puede fundirse con el océano puro con la carga de sus karmas sobre su alma.

Tener un Maestro vivo es de primordial importancia. El apega al buscador al Shabad o Corriente del Sonido proporcionando el Naam. Ayuda al buscador a entender, para que la Verdad pueda ser transmitida y probada de una manera práctica en esta misma vida. Es por ello que Kabir le otorgó mayor importancia al Guru o Maestro que a Dios. El Guru ayuda al alma a desarrollarse espiritualmente y a fundirse finalmente en el Ser Supremo incluso mientras uno vive en esta forma física en la Tierra.

El alma es una energía superconsciente y siempre está en busca de la paz y de la felicidad. Su asiento está en el cuerpo humano: el centro de consciencia en el hombre se encuentra en un punto tras los dos ojos. Este foco es conocido como el tercer ojo o Teesra Til. Y desde este punto fluye el poder que sostiene al alma hacia varios centros del cuerpo.

El Maestro inicia al discípulo en las técnicas del Surat Shabad Yoga, es decir, la unión del alma con el Shabad o la Corriente del Sonido. Esta corriente de sonido de la Corriente Audible de la Vida emana de la corte del Señor y se caracteriza por luz y sonido. El sonido guía al discípulo y la luz revela el sendero donde reside el Señor. La Corriente del Sonido radica en el interior de cada uno independientemente de la nacionalidad, raza, credo, riqueza, autoridad o posesión.

El viaje del alma de Vuelta a su Hogar comienza retirando la atención dispersa del mundo exterior y cerrando las nueve aperturas de placeres sensuales y concentrándose entre los ojos y escuchando el Sonido (Corriente) melodioso que reverbera continuamente en nuestro interior desde el nacimiento hasta la muerte. Este es un ejercicio espiritual mediante el cual la corriente de la consciencia se aplica a la audición del Shabad interior. Y esto se logra a través del Simran, o la repetición de los Cinco Nombre Sagrados, y Dhyan o contemplación de la forma del Maestro en el centro del ojo. Aunque no es tarea fácil, la regularidad y la persistencia en este sendero tienen su recompensa.

Sant Mat no requiere ascetismo, pero pide el desapego completo de todas aquellas actividades que retrasan el progreso del alma. Alimentarse de la comida más sencilla y pura indudablemente ayuda a controlar las cinco pasiones-lujuria, ira, avaricia, apego y ego. Una vida altamente ética y moral es necesaria para el progreso espiritual y la realización de Dios. Este sendero también exige a los buscadores a ganar su sustento vital por medios honestos. El Maestro mismo sigue este principio con rigurosidad y no acepta nada de sus discípulos.

Sant Mat no es difícil de seguir. Solo se requiere de una vida con disciplina y meditar regularmente durante al menos dos o tres horas diarias con devoción completa al Señor y con una atención concentrada, bajo la guía de un Maestro Verdadero.