Descargar | Imprimir

Seguidores de un Guru construyen amplio complejo en Petaluma

(Traducción de The Sunday Press Democrat, EEUU, 3 de Marzo, 2002) – En busca de la iluminación, dos emprendedores de comida natural desarrollan un centro de meditación extenso para su líder, Gurinder Singh.

Seguidores de la Ciencia del Alma acuden a los discursos, inspiración
Dos emprendedores de comida vegetarianos de Sonoma County, han creado un complejo tipo iglesia del tamaño de un centro comercial al este de Petaluma para el Gurú Indio al que han seguido desde los años 70.

El centro de la Ciencia del Alma fue iniciado en 1996 después de que Andy Berliner, 56 años, presidente de “Amy’s Kitchen”, una de las líderes de la industria de alimentación congelada natural, y Jim Rosen, 54 años, el fundador de “Fantastic Foods”, adquirieran 77 acres a las afueras de Petaluma.

Durante los últimos cinco años, con la ayuda de los voluntarios del mismo sendero espiritual, desde una parcela plana rodeada de colinas verdes sinuosas con corrales de vacas, ovejas y llamas, se han levantado relucientes estructuras plateadas asemejadas a cobertizos, incluyendo un salón gigantesco, cuatro edificios unidos, dos cobertizos y dos casas de los cuidadores.

Detrás de la berma de árboles salpicados en la Carretera de “Old Abode”, se ha convertido, sin previo aviso, en realidad una religión y un complejo diferente a los demás de Sonoma County.

“Hemos creado un oasis espiritual. Aquí es donde las personas vienen a escuchar discursos, a obtener inspiración,” dijo Berliner.

Acaban de finalizar la construcción de un complejo valorado en 3 millones de dólares que servirá como lugar de encuentro en el invierno, y también en primavera para miles de buscadores de la iluminación espiritual a través de la meditación diaria y un estilo de vida disciplinado.

El centro estará vacío durante la gran parte del año salvo por pequeñas reuniones los jueves y domingos que atraen alrededor de 150 a 200 miembros, una de las razones por la que no generó oposición durante el proceso de aprobación del condado.

Grupos que se centran en un líder carismático, no son nada nuevo para Wine Country. A finales de los 1800, había un centro de Thomas Lake Harris en Fountaingrove, y en los años 60, el “Morningstar Ranch” de Lou Gottleb cerca de la Carretera de Graton.

Como estos grupos, el centro de la Ciencia del Alma es producto del tiempo: sus fundadores acumularon riqueza de un negocio que era en su día algo fuera de lo tradicional. Y han empleado su tiempo en encontrar la espiritualidad en una religión que está fuera de la tradición occidental.

El complejo de Petaluma es uno de los cuatro que hay en los Estados Unidos y Canada que sirven a 15.000 miembros de esta religión. El gurú actual, indio de nacimiento, es Gurinder Singh. Los seguidores de la Ciencia del Alma son vegetarianos, abstienen de tomar alcohol, drogas y el sexo fuera del matrimonio, creen en la rencarnación y se les requiere meditar para más de dos horas diariamente, en un camino espiritual intenso, que lleva hacia la iluminación.

La pieza central del recinto de Petaluma es un salón de reuniones enorme de 29.000 pies cuadrados – dos tercios del tamaño de un campo de futbol bajo un techo. El centro y sus zonas de aparcamientos pueden acomodar a casi 2.500 personas, casi el doble de la capacidad que tiene el auditorio “Ruth Finely Auditorium” ubicado en el centro de arte “Burbank Center”.

En su primera reunión masiva, durante los tres días del fin de semana de Martin Luther King Jr., más de 1.000 seguidores acudieron a Petaluma. Y este verano, se espera que varios miles vengan al centro para la visita de Singh.

Sin obstáculos en los permisos
Los planeadores del condado de Sonama, que revisaron las aplicaciones del complejo, no expresaron grandes preocupaciones por el tráfico para los dos o tres eventos especiales permitidos cada año.

“Puede parecer que tenemos muchas personas, pero comparado a las 100.000 personas en Sears Point Raceway,” durante un fin de semana, dijo Berliner, “no es realmente tan grande.”

El centro no se encontró con obstáculos durante el proceso de permiso del condado que comenzó en 1996. Únicamente un vecino se pronunció sobre la preocupación del ruido y los problemas de tráfico, según lo mostrado por los registros del condado.

En comparación, durante la planificación del centro de Fayetteville, N.C., que se abrió en 1995, más de 150 vecinos aparecieron en una reunión pública para opinar sobre sus temores de que un culto se estaba estableciendo en la zona. El complejo del North Carolina ha acomodado hasta 6.000 visitantes sin ninguna controversia grave.

“Según mi entendimiento es un grupo espiritual, que sigue a una religión oriental,” dijo el Supervisor Mike Kerns, cuyo distrito del condado sur incluye al centro. El proyecto no precisó de una aprobación de la Junta.

“Al menos que alguien traiga sus preocupaciones a la Junta, que no lo han hecho, no tenemos ninguna razón para investigarles,” dijo Kerns.

El centro de Petaluma es la manifestación del compromiso realizado por Berliner y Rosen, dos amigos del negocio de comida natural, que han compartido un compromiso de 30 años con la organización de la Ciencia del Alma.

Berliner, cuya empresa de Petaluma, “Amy’s Kitchen”, tiene 650 empleados y tuvo 80 millones de dólares de beneficios el año, dijo que la mitad del terreno que se escrituró este año fue como donación a la Iglesia de la Ciencia del Alma. Antes de que se convirtiese en realidad el centro, la familia Berliner mantenía las reuniones en su propia casa durante más de 20 años. Algunos de los trabajadores de “Amy’s Kitchen” se han unido a la Iglesia a lo largo de los años.

La propiedad del resto del terreno del centro está al 50% entre Berliner y Rosen. Rosen fundó “Fantastic Foods”, un fabricante residente de Petaluma, de sopas naturales preenvasadas, hamburguesas vegetarianas y mezclas de granos y alubias. Vendió la empresa hace dos años y desde entonces ha entrado en la promoción inmobiliaria.

Hoy por hoy, el que conduzca por la Carretera “Adobe Road” puede pensar que el Centro de estudios de la Ciencia del Alma es un centro ecuestre, con cobertizos grandes de metal, césped amplio y edificios anexos múltiples.

Desde la entrada de la Calle “East Washington Street”, se aprecian, la sala de reuniones, cuatro edificios contiguos, dos graneros, casas de los cuidadores, aparcamiento para 500 coches y un olivar de 500 árboles.

Los edificios, unidos por caminos con tejas de terracota, rodean un césped inmenso rectangular. La simetría del diseño del edificio, sugiere que hay un cimiento en orden.

Si los aspersores están apagados, los visitantes pueden escuchar los pasos de los conejos que ocasionalmente corren por allí o el sonido de una pelota de golf suelta que proviene del campo de Golf colindante “Rooster Run”.

Fue a principios de este año que el centro recibió los permisos para mantener eventos en el salón principal, que está lleno a menos de la mitad de sillas plegables, compradas al por mayor a $2 cada una. Los miembros han cosido fundas acolchadas de color rojo sobre cada una de ellas.

Berliner dijo que el centro estará vacío el 75% del tiempo, y no hay planes de tenerlo disponible para otros grupos.

“Claro que, si hubiese un terremoto o un desastre, abriríamos las puertas. Tenemos un puesto de primeros auxilios. Pero salvo esto, no tenemos ninguna idea de abrir las puertas a aquellos que no son miembros,” dijo Berliner.

Preparados para la visita del Gurú
Para los miembros este nuevo establecimiento es una casa más que tiene el gurú sobre la tierra y está preparada para el líder espiritual a quien miles ven como un santo vivo.

Singh visitó el centro de Petaluma el verano pasado cuando realizó una visita de un día de inspección.

Los seguidores de la Ciencia del Alma, incluyendo 15.000 miembros de EEUU, de los que 5.000 residen en California, siguen las enseñanzas de los gurús anteriores y a Singh, que asumió su rol en 1990. Los seguidores se llaman “Satsangis.”

Mientras personas de todas las edades pueden estudiar las enseñanzas, los miembros no pueden ser iniciados hasta que tengan al menos 24 años.

“Como el camino es tan exigente, tiene sentido que se acepten a las personas únicamente cuando estén asentados en la vida,” dijo Rosen.

En la parte occidental de los Estados Unidos hay 34 enclaves de la Ciencia del Alma registrados en el boletín más reciente, incluyendo a los grupos en California, Oregón, Nevada, Hawái, Arizona, Utah y Washington.

El líder espiritual, Singh, vive al norte de la India en Beas. Es el sobrino del gurú previo, Charan Singh. Antes de ser gurú, Charan Singh era abogado y se le acredita con haber construido un hospital, haber albergado una clínica de ojos que trata gratuitamente a miles de ciudadanos indios cada año de enfermedades como las cataratas. Charan Singh murió en 1990.

Fundado en 1861 como rama del sijismo, que es una religión india de casi 500 años basada en el hinduismo, la Ciencia del Alma asentó raíces en Estados Unidos en 1911. La organización ha crecido hasta tener 2 millones de seguidores en el mundo entero, viviendo la mayoría en la India, aunque hay grupos en Europa y Asia además de en Norte América.

Críticos del gurú actual, le describen a Singh como “controlador”, planeando en muchas ocasiones sus visitas, y luego no apareciendo a ellas, dando lugar a decepción entre sus seguidores. Antiguamente fue jefe de producción en Orient Peninsular S.A., un fabricante de relojes en España, prohibió a sus seguidores de usar Internet para propagar sobre la Ciencia del Alma en 1996.

El año pasado, Singh les indicó a los cuidadores de las propiedades de las iglesias a quitar todas las fotos de él diciendo que los devotos no deben de ver su imagen, ya que deben esforzarse en progresar espiritualmente por si mismos. También prohibió el tomar apuntes durante sus discursos.

Mientras que el gurú anterior permitía que se saquen y vendan docenas de sus fotos, únicamente existen dos fotos de Gurinder Singh y no deben de ser expuestas, dicen los seguidores.

Sucursales
Desde que es gurú, Singh ha lanzado un fomento extensivo de construcción – especialmente en Norteamérica – utilizando a voluntarios para construir centros de estudio sobre propiedades donadas.

En 1990, la iglesia poseía 23 propiedades en 14 países además de grandes activos en la India. En el año 2000, después de modificar, expandir y vender propiedades, la iglesia tenía 44 propiedades en 19 países, según el representante del Oeste, Vince Saverese.

Miembros de todo los Estados Unidos, respondieron a la llamada de expandir y construir sus propias iglesias de uno en uno cada fin de semana. Hoy por hoy, la propiedad de Petaluma, adquirida por 1.2 millones de dólares en 1996, tiene como valor al menos 3 millones de dólares, según Berliner. El complejo es más pequeño que el primer centro de la Ciencia del Alma de América en North Carolina, que acoge a 6000 personas.

La iglesia planea dos centros más para Norteamérica; uno a las afueras de Vancouver, British Columbia y uno cerca de Toronto.

En los Estados Unidos, la Ciencia del Alma es dirigida por cuatro representantes regionales. Son: Saverse, un quiropráctico de “Palm Springs”; Gene Ivash, un antiguo profesor de física de la región Suroeste; Frank Vogel, un profesor de Derecho de Harvard, representante de la zona Noreste y Central; y un arquitecto jubilado, profesor de Gorgia Tech, John Templer, representante del sector Suroeste que ha diseñado la mayoría de los edificios del grupo en los últimos 25 años.

El departamento de economía “Internal Revenue Service” ha considerado a la rama Americana de la Ciencia del Alma una iglesia y le ha eximido de impuestos.

¿Es una secta?
Los líderes de la iglesia también están de acuerdo en que algunas personas ven como una secta la Ciencia del Alma, por las señales de la dedicación de por vida y las contribuciones de los terrenos. Las páginas de Internet de Yahoo, donde los antiguos miembros de la Ciencia del Alma escriben mensajes menospreciantes sobre las prácticas de la iglesia tiene una media de 1200 visitantes al día.

Pero los expertos de sectas no han expresado inquietud sobre la Ciencia del Alma como hicieron para la del Templo de Jim Jones’ People’s Temple basado en el condado de Mendocino en 1960.

“Nadia se une a una secta. Se unen a un grupo, y luego se encuentran en la situación de que no lo pueden abandonar, o cuestionar, o incluso criticar como puede uno hacerlo en una organización normal y corriente,” dijo el Dr.Steven Hassan, una autoridad dentro de los cultos religiosos. “La Ciencia del Alma no está en una posición alta dentro de mi radar ahora mismo, aunque si es verdad que si están en mi lista.”

Berliner hizo hincapié de que a diferencia de muchos grupos que son vistos como sectas, la Ciencia del Alma no solicita ni anima a realizar donaciones, aunque si es verdad que es común la donación privada, incluyendo el dinero, inmuebles, o el tiempo dedicado al trabajo en equipo. Los miembros realizan trabajos voluntarios extensos que van desde quitar mala hierba a verter hormigón.

“Aunque utilizamos ingenieros y arquitectos profesionales, todo el trabajo fue realizado como ‘seva’, o trabajo voluntario,” dijo Berliner, que ha viajado a la India en muchas ocasiones en las últimas tres décadas para reunirse con el gurú anterior, Charan Singh. “Hemos logrado hacer mucho a un 25% del precio normal de coste.”

Rosen, que también donó una casa en una montaña en Hawai, dijo que los obsequios del tiempo y las posesiones son parte de un viaje espiritual sano.

“Creo que la mayor parte de mi éxito viene de la espiritualidad. Para mí dar es una señal de humildad.”