Descargar | Imprimir

El langar y el satsang

El Dera de Radha Soami Satsang en Beas sirvió 19,81 millones de comidas entre 2017-18, con una media de 54.274 comidas por día.

(Traducción de Economic Times, India, 28 de Jul 2018 por N Sundaresha Subramanian) – “Todos los lugares del país tienen un Diwali. Beas tiene unnees (19) Diwalis,” dice Ved Prakash Batra, un funcionario clave de Radha Soami Satsang Beas (RSSB).

Batra se refiere a los 19 domingos designados en los cuales el actual patrón de RSSB, Gurinder Singh Dhillon, preside un satsang en el dera de la secta. Dhillon, 63, a quien los seguidores llaman Babaji, o el maestro vivo, ha introducido varios sistemas nuevos, incluyendo estos fines de semana designados. Seguidores de todo el país, así como del extranjero, amontonan la estación de Beas durante esos fines de semana.

Fácilmente entre los más grandes de cualquier lugar, el langar en el dera es digno de contemplar. Ubicado sobre una superficie de casi 20 hectáreas, comprende cobertizos para sevadares, un área de distribución de langar, almacén, cocina, un complejo de oficinas, cobertizos de loh y un espacio abierto para el sangat.

Los langar funcionan prácticamente las 24 horas del día, excepto algún descanso corto antes y después del sangat.

El trabajo para el langar comienza alrededor de la una de la madrugada todos los días, y se cocina bajo un gran cobertizo, que cuenta con 30 bhattis (estufa de cocina estilo hindú que utiliza carbón o leña como combustible), incluyendo dos para el té; dos ollas a presión de 600 litros cada una; un recipiente de cerceta de 1.000 litros; dos hervidores de leche de 1.000 litros cada uno; dos depósitos de almacenaje de leche de 5.000 litros cada uno; y un depósito de almacenaje de té de 6.600 litros.

Siete cobertizos de loh con 20 lohans en cada cobertizo se utilizan para preparar chapatis (pan indio). Se utilizan seis amasadoras de atta para suministrar masa al lohan

Un loh o lohan es una estufa de barro, que tiene un gran tawa (plancha) rectangular montado sobre ella y quema madera y ladrillos hechos de hierba silvestre.

También hay siete máquinas para cortar peras(bolas de masa que luego se extienden para formar chapatis) en los cobertizos de loh. Cada una tiene una capacidad para cortar de 10.000 a 14.000 peras por hora.

Dal, sabzi y khichri son transportados desde la cocina a las áreas de distribución en rehris (contenedores) de acero inoxidable. Luego son remolcados por tractores. Una bomba de tornillo se utiliza para pasar el dal/khichri de los karahas (recipientes de cocción) a un rehri en tan sólo un par de minutos. Entre 4.000 y 9.000 sevadares están asignados al langar durante los satsangs designados.

Un total de 19,81 millones de comidas fueron servidas en 2017-18, un promedio de 54.274 comidas por día.

Té servido durante el año: 4,63 millones de litros, con una media de 12.679 litros diarios.


RSSB tiene un almacenaje separado para su langar. Al final del mes de marzo, tenía unas existencias valoradas en 47 millones de rupias indios. Durante el año, recibió aprovisionamiento y verduras valoradas en 435 millones de rupias y distribuyó alrededor de 428,6 millones de rupias. Menos de un tercio procedió de seva, mientras que el resto fue adquirido.

Durante el año 2017-18, el almacén del langar recibió un total de 5.258 toneladas de trigo. Adicionalmente, 545 toneladas de trigo ecológico fueron recibidas de los cultivos de dera. El total de atta utilizado durante el periodo fue de 3.500 toneladas.

Se recibieron alrededor 700 toneladas de hortalizas frescas. Once cámaras grandes de refrigerado son las que mantienen estos productos perecederos en buen estado.

“No tenemos gufas (cuevas). Únicamente tenemos esto,” bromea Jagdish Chander Sethi, secretario, RSSB, mientras nos enseña uno de estos almacenajes amplios subterráneos. Un antiguo ingeniero del departamento de obras públicas del gobierno central, Sethi se prejubiló en el 2003 para unirse al dera. Ejerce de secretario desde el 2005.

El satsang y el sangat
En dera, no transcurre ningún día sin un satsang matinal.

El satsang es la fuente principal de la iluminación espiritual del sangat (la comunidad) y, por tanto, es el objetivo primordial de la sociedad. Cada una de las actividades y de las instalaciones en el dera y de los otros centros de la secta están dirigidos hacía la creación de una experiencia agradable para las personas que asisten al satsang, dicen los gerentes del dera.

Miles de satsanguis o seguidores se reúnen bajo un cobertizo enorme de satsang. Es una estructura enorme, abierta por los lados, con un techo hecho de acero ligero. Todos son acomodados para sentarse en el suelo, hecho de estiércol de vaca compacto y barro, que es un material tradicional usado para el suelo de las cabañas en los pueblos. El suelo, acolchado con alfombras de yute, puede acomodar hasta 500.000 personas a la vez.

Las mujeres toman sus asientos a la izquierda del estrado elevado, mientras que al otro lado se sientan los hombres. Un cantante solitario se sienta en la zona semicircular que está delante del estrado y canta himnos conocidos como shabads. Su voz resuena a través de la acústica de última generación.

El cobertizo también tiene pantallas enormes para proyectar las imágenes para las personas sentadas al fondo cuando la multitud crece durante los fines de semana designados. También hay un sistema de aspersores anclado al techo que rocían agua nebulizada para enfriar el aire.

Unos minutos antes de las 8:30 de la mañana, dos personas aparecen en el estrado elevado. A las 8:30 en punto, comienza el satsang. En los días aparte de los domingos designados, satsanguis destacados y oradores de distintas religiones asisten a las reuniones, y de vez en cuando, se reproducen grabaciones de satsangs de maestros anteriores.

El hombre que preside el satsang el día que ET Prime visitó el dera es el propio Sethi. Raj Lavania, piloto de combate de la Fuerza Aérea de la India antes de trasladarse a Air India, explica que el satsang de Sethi ese día es del Ramcharitmanas del santo Tulsidas. "El mensaje subyacente es que Dios nos ha creado para amarle. Ese es el propósito principal de la vida. Cómo amarlo, sólo el gurú puede mostrarte el camino". Los Lavanias se mudaron aquí después de la boda de su única hija.

La administración de dera está llena de personas como la pareja. Burócratas jubilados y policías de alto rango de los gobiernos estatales, médicos y profesores se encuentran entre los residentes permanentes de dera. Debido a que los dos primeros maestros del dera sirvieron en el ejército, el satsang siempre ha tenido vínculos estrechos con las fuerzas. Es por ello que a menudo uno se topa con un coronel jubilado, un comodoro o un piloto de combate.

Estas personas ocupan puestos clave como sevadares encargados de 42 departamentos que funcionan juntos para mantener la actividad de la sociedad.

Mientras que en días normales el dera tiene una población de 4.000 a 5.000 habitantes, durante los 19 fines de semana designados cada año, cuando el propio maestro preside el satsang, el dera recibe miles de personas, a veces hasta 500.000.

Una reunión a una escala tan grande requiere de mucha infraestructura en términos de instalaciones para comer, dormir y orar. Todo esto requiere una cantidad significativa de terrenos y recursos humanos abundantes.

Es por lo que el dera constantemente adquiere terrenos y realiza inversiones. Algunas salen y otras no. Personas que aparentemente no guardan parentesco se comportan como si estuvieran emparentadas. A veces se llevan bien y otras veces no.

Pero entonces, ya os hemos contado esa historia.